Ford da la bienvenida a su nueva Ranger 2022, un pick-up que se muestra con multitud de novedades de diseño, un interior mejorado y más tecnológico que nunca y un chasis y suspensión mejorados para crear el combo definitivo. Un pick-up versátil con el que poder utilizarlo para el trabajo, viajar con la familia o divertirnos fuera del asfalto.

El nuevo Ford Ranger 2022 es un producto resultante de muchos años de experiencia por parte de la marca del ovalo azul en el segmento, que además, ha colaborado con propietarios del Ranger de todo el mundo para atender hasta el más mínimo detalle, dando como final, a este atractivo y versátil vehículo.

Los rasgos de la nueva Ford Ranger

Creado por el Centro de Desarrollo de Producto de Ford en Australia, el nuevo Ranger luce una apariencia más robusta y atractiva, con una nueva y definida parrilla, unos nuevos grupos ópticos en forma de C, que por primera vez en la Ranger, pueden ser matriciales de LED y un capó alto y musculoso.

Si giramos 180 grados, nos encontraremos con su zaga. Una zaga, que presume de una gran anchura gracias a que ha ganado 50 mm más que su generación predecesora. Además, sus nuevos pilotos en tecnología LED y su portón de carga trasero con unos nervios muy marcados, enfatizan su robustez.

Sumado al aumento de anchura, el nuevo Ford Ranger también ha aumentado también en 50mm su batalla, algo clave para mejorar tanto la capacidad de carga como para lograr un mejor rendimiento, con un ángulo de ataque aún mayor.

La estructura frontal hidroformada, además de crear más espacio en el vano motor para incluir otras tecnologías de propulsión, permite una mayor entrada de aire para refrigerar su motor, ideal para cuando se remolcan o transportan cargas pesadas.

Un interior tecnológico y avanzado

De puertas para dentro, nos encontramos con una experiencia muy tecnológica, gracias a su pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento de 10,1 o 12 pulgadas pulgadas con el último sistema SYNC 4 de Ford.

La mencionada pantalla, está vinculada a una cámara de 360 grados, que facilita la maniobra tanto para aparcar, como para atravesar terrenos sinuosos. En definitiva, sistemas que ofrecen practicidad y confort al mismo tiempo.

Bajo su capó, atendiendo a la demanda de los clientes, Ford ha decidido incorporar un propulsor V6 turbodiésel de 3.0 litros para sumarse a las opciones Single-Turbo y biturbo de 2.0 litros que ya conocíamos. Estos motores, irían asociados a un cambio automático de 10 velocidades y a un sistema de tracción total.

Por el momento, Ford no ha dado ningún dato específico acerca de cuáles serán las prestaciones de estos motores ni los precios, por lo que sólo nos queda esperar a que sea ampliada su información.