ESPACIO TOYOTA

Citroën ë-Jumpy

Desde 46.890€
ETIQUETA: CERO
MOTORES: EV
SEGURIDAD:
N/D

Furgones

136 CV
g CO2/km
1.556 - 6.600 litros
4.959 - 5.309 mm
1.890 - 1.940 mm
1.920 mm
N/D
N/D
N/D

D = Diesel | G = Gasolina | GNC = Gas Natural Comprimido | GLP = Gas Licuado del Petróleo | EV = 100% Eléctrico | HEV = Híbrido no enchufable | PHEV = Híbrido Enchufable | MHEV = Microhíbrido 48V | H = Hidrógeno

La Citroën Jumpy/ë-Jumpy cubre la oferta de furgones de tamaño medio en la gama de vehículos comerciales del fabricante. Es un modelo equivalente a la Peugeot Expert, Fiat Scudo y Opel Vivaro, todos ellos pertenecientes al grupo Stellantis, y a su vez, derivado de las correspondientes versiones de pasajeros que también ofrecen estos cuatro constructores. Al igual que el resto de la gama de comerciales, el Jumpy ha entrado en 2024 con una renovación que afecta a aspectos como diseño, tecnología a bordo, conectividad, digitalización, pero también a la gama eléctrica, mejorando sus características y rendimiento. Citroën ofrece la ë-Jumpy en diferentes formatos de carrocería con un volumen de carga que puede llegar a los 6,6 m³. Se trata de un vehículo manejable para poder desarrollar las tareas de reparto en ciudad, cómodo y estable en carretera y sobradamente preparado para transportar mercancía a larga distancia gracias a sus dos posibles configuraciones eléctricas, cuyas potencias de carga que permiten recargar las baterías en tiempos realmente moderados.

Con la finalidad de ofrecer una gama global de vehículos con el mismo lenguaje de diseño, todas las furgonetas de Citroën se han sometido, al igual que los turismos de la marca, a un proceso de actualización en el que se estandariza el nuevo logo de la marca, insinuando productos más modernos, avanzados y adaptados a las nuevas exigencias. Junto con un paragolpes rediseñado y modificado desde el punto de vista de la aerodinámica, nuevos faros delanteros con tecnología LED, la parrilla también con un diseño más moderno, llantas y carrocería con nuevos colores, el Citroën ë-Jumpy presenta unas líneas más robustas y modernas, conservando al mismo tiempo las destacadas características de carga y polivalencia que han hecho sobresalir siempre a este modelo.

8

Calidad

8/10

Habitabilidad

8/10

Carga

8,5/10

Multimedia

8/10

Rendimiento

7,5/10

Seguridad

8/10

* Estas valoraciones están basadas en las opiniones de nuestros expertos

También hay actualizaciones de diseño interior que veremos en el apartado habitáculo, proporcionando mayor bienestar a bordo, mejorados servicios digitales así como una conectividad que nada tiene que envidiar a un avanzado turismo. En cuanto a sus motores, mantiene la motorización eléctrica de 136 CV que se puede combinar con dos posibles baterías, según versión, alcanzando autonomías de hasta 350 km en ciclo WLTP, ofreciendo interesantes ventajas de uso, bajo coste de utilización y un mantenimiento no solo simplificado al máximo que requeriría inmovilizar el vehículo durante mucho menos tiempo, sino prácticamente anecdótico en cuanto a elementos a reemplazar. En su diferente oferta de furgonetas que compiten en esta categoría, el grupo Stellantis ofrece, también, la oferta más variada de motorizaciones ya que, además de la variante eléctrica o BlueHDi, la Citroën Jumpy también ofrece alternativas propulsadas por hidrógeno, un combustible de futuro en el transporte de mercancías dentro y fuera de las ciudades.

Servicios profesionales

Citroën sigue apoyando y ayudando a los clientes de sus versiones comerciales mediante un extenso programa de servicios integrales para que el cliente pueda adquirir y usar cualquiera de sus vehículos con la máxima facilidad y garantía. Entre ellos destacan servicios de mantenimiento preventivo que facilitan la gestión de la flota gracias a la plataforma Free2Move, mediante la cual, y en combinación con la aplicación Ë-Routes, es posible planificar de la forma más fácil posible los trayectos, calculando siempre la distancia máxima que es posible recorrer con la carga de la batería que dispone el vehículo en cada momento y ofreciendo al mismo tiempo las localizaciones para cargar nuestro vehículo según el trayecto que vayamos a realizar. Citroën Drive, a través de la conectividad del sistema de infoentretenimiento, informa constantemente y en tiempo real de la información de tráfico, presencia de radares o incluso plazas de aparcamiento disponibles en el lugar de destino. A todo ello hay que sumar servicios de financiación a la medida del cliente, diferentes seguros de vehículo o crédito que se pueden contratar directamente a través de Stellantis, gestión de multas, protección del carnet de conducir, extensiones de garantía, servicios conectados online que te garantizan tranquilidad hasta diez años después de la compra del vehículo gracias a una amplia oferta de accesorios que permiten adaptar el Berlingo Van a casi cualquier necesidad e incluso transformaciones especiales.


Gama de motores

Dentro de la gama de vehículos completamente eléctricos, beneficiados además por ser vehículos Cero en cuanto a distintivo medioambiental, y beneficiosos por sus nulas emisiones locales, Citroën ofrece en realidad dos diferentes tecnologías de propulsión. Y es que, la antes citada versión de hidrógeno, con tecnología de pila de combustible, propulsa las ruedas única y exclusivamente mediante la acción de un motor eléctrico, pudiendo recorrer hasta 400 km con una recarga de hidrógeno que la pila de combustible transforma en corriente eléctrica.

En cuanto a versiones eléctricas cuya energía se almacena en baterías, el Citroën ë-Jumpy evoluciona su oferta ofreciendo autonomías que permiten un mayor radio de acción que antes. En todos los casos, la unidad eléctrica dispone de 136 CV. Se trata de un motor que el grupo Stellantis en general y Citroën en particular llevan tiempo usando con enorme éxito en diferentes vehículos, demostrando ser muy eficiente pero también muy duradero. Este propulsor se asocia con dos posibles tamaños de batería, con 50 kWh o 75 kWh de capacidad. En el caso de la batería más pequeña, el fabricante anuncia autonomías de hasta 224 km, siendo una versión más adecuada para el transporte de mercancías voluminosas dentro de la ciudad o en la periferia, mientras que las versiones equipadas con las baterías de mayor capacidad consiguen distancias de hasta 350 km sin necesidad de realizar una recarga, pudiendo cubrir desplazamientos más exigentes. En ambos casos la batería puede recargarse a 7 o a 11 kW de potencia en corriente alterna o a 100 kW en corriente continua, en este caso, con tiempos de carga de 38 minutos para recargar del 5 al 80% la batería de 50 kWh y 45 minutos para completar el mismo porcentaje de carga en la batería de mayor capacidad.

Las ventajas de la propulsión eléctrica en el ë-Jumpy, independientemente de la capacidad de su batería, se trasladan a la conducción, ofreciendo suavidad, refinamiento, prácticamente nulo nivel de vibraciones y ruido. Pero también, gracias a la gestión electrónica propuesta por Citroën a través de sus diferentes modos de conducción, para conseguir una respuesta al acelerador más lineal, suave y progresiva utilizando el modo de conducción Eco, que además administra de forma más eficiente la energía, también una respuesta más poderosa en su modo Power, adecuada cuando se circula al máximo de carga ya que, en este caso, el motor eléctrico desarrolla toda la potencia disponible. Adicionalmente, un modo Normal propone las condiciones más equilibradas para utilizar este modelo con normalidad en la mayoría de las circunstancias. Igualmente, sus diferentes modos de frenada regenerativa permiten minimizar el esfuerzo de los frenos, reducir la velocidad de forma más progresiva y recuperar energía en fases de frenada que el sistema revierte a la batería y que un vehículo térmico tradicional desaprovecharía.


Habitáculo y capacidad

El Nuevo Citroën ë-Jumpy está disponible con diferentes tipos de cabina y dos posibles longitudes: M, con 4,98 m, y L, cuya longitud asciende a 5,33 m. En ambos casos, se pueden instalar Moduwork, que divide la mampara que separa la zona de carga del habitáculo con la finalidad de poder introducir objetos de gran longitud aprovechando que el asiento derecho puede abatir el respaldo. Las versiones M tienen una longitud interior de caja que varía entre los 2.515 y 3.474 mm, una anchura de hasta 1.628 mm y una altura de 1.397 mm, ofreciendo un volumen total para mercancías que oscila entre los 5,3 y 5,8 m³. En el caso de la versión de longitud superior, la L, la caja alcanza cotas de entre 2.862 y 4.026 mm de largo, siendo idéntica la anchura y altura a la carrocería M; el volumen de carga aumenta en este caso entre los 6,1 y 6,6 m³.

El Citroën ë-Jumpy estrena un tablero de instrumentos con un nuevo diseño, más elegante y práctico, volante con nuevos controles, compartimentos de almacenamiento que presentan un tamaño mayor o se han añadido respecto a la anterior versión, añadiendo también plataformas para acomodar el smartphone con seguridad ya que, gracias a la nueva conectividad, el móvil del usuario se puede convertir en una verdadera extensión del vehículo. El Citroën Jumpy dispone de dos opciones de cuadro de instrumentos, una básica con panel digital en negro y blanco y otra de mayor tamaño, con 10 pulgadas, la cual dispone de diferentes visualizaciones para que el conductor pueda personalizar la información. La consola central dispone de una zona habilitada para carga inductiva del teléfono móvil.

En cuanto al sistema de infoentretenimiento, la marca propone dos posibles alternativas, una más sencilla, táctil y con 5 pulgadas, o dos posibles alternativas más avanzadas que utilizan una pantalla táctil de 10 pulgadas; en este caso, My Citroën Play es el sistema más sencillo y My Citroën Drive Plus, el más avanzado, el cual integra la navegación 3D conectada y dispone de funciones de guiado contemplando las condiciones de tráfico en tiempo real. El sistema multimedia que dispone de pantalla de 10 pulgadas cuenta con conexión inalámbrica a Apple CarPlay y Android Auto, facilitando la conectividad con el vehículo.


Equipamiento

Todos los Citroën ë-Jumpy ofrecen de serie Connect Box con pack SOS para llamadas de emergencia y servicios adicionales conectados, así como el paquete de seguridad ampliado, luces automáticas, parabrisas atérmicos o sensor de lluvia. También aire acondicionado manual, asiento del conductor con reposabrazos, ajuste en altura y lumbar. Equipa un cable Modo 3 que se puede utilizar en puntos de carga públicos, frenos de estacionamiento eléctrico, cargador embarcado monofásico de 7,4 kW o levas en el volante para modificar la frenada regenerativa. Adicionalmente, puede equipar nuevos elementos de vanguardia como el sistema Dynamic Surround Vision que permite tener una visión perimetral de todo el vehículo, algo especialmente valioso en un automóvil con caja cerrada. Dos cámaras, una sobre las puertas traseras y otra bajo el espejo retrovisor exterior del lado del pasajero, están conectadas al nuevo espejo retrovisor central digital, proporcionando al conductor una vista precisa de la parte trasera y del lado del pasajero de su vehículo tanto durante la conducción como en las maniobras de estacionamiento.

Top Rear Vision, que puede visualizarse en imagen de 180°, proyecta en el sistema multimedia un amplio campo de visión cuando circulamos marcha atrás. En cuanto a asistentes de conducción, es posible equipar la ë-Jumpy con mejoradas tecnologías como el Highway Driver Assist, el cual combina control de crucero adaptativo con parada y arranque con el asistente de mantenimiento de carril. Completan la lista de ayudas a la conducción el sistema de advertencia de fatiga al volante, reconocimiento de señales de tráfico o la frenada automática con reconocimiento de peatones y ciclistas.

Stellantis es el gran dominador en el segmento de las furgonetas medias con propulsión eléctrica, ofreciendo alternativas con características semejantes a la Citroën ë-Jumpy tanto en Peugeot —gama Expert—, como en Opel —Vivaro— o Fiat —Scudo—, a la que añadir la gama Proace de Toyota, socio estratégico en la categoría de vehículos comerciales. Marcas como Ford, con la Transit Custom Van, o Mercedes con la eVito, ofrecen también alternativas con propulsión cien por cien eléctrica.


Alternativas Citroen e-Jumpy

Precios Citroën ë-Jumpy en julio 2024

Versión Combustible CV Precio *
ë-Jumpy Combi Talla M 136 50kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 38.183 €
ë-Jumpy Furgón Talla M 136 50kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 38.499 €
ë-Jumpy Combi Talla XL 136 50kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 39.009 €
ë-Jumpy Furgón Talla XL 136 50kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 39.249 €
ë-Jumpy Piso Cabina Talla M 136 75kWh 2p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 43.099 €
ë-Jumpy Combi Talla M 136 75kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 43.142 €
ë-Jumpy Furgón Talla M 136 75kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 43.499 €
ë-Jumpy Combi Talla XL 136 75kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 43.968 €
ë-Jumpy Furgón Talla XL 136 75kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 44.249 €
ë-Jumpy Furgón Doble Cabina Fija Talla M 136 75kWh 4p Aut. etiqueta cero Eléctrico 136 46.499 €
* Precios sin IVA y válidos salvo error tipográfico

Noticias Citroën ë-Jumpy

Citroën ë-Jumpy desde 46.890€
QUIERO ESTA OFERTA
×
Tu oferta Citroën ë-Jumpy
46.890€

* Campos obligatorios

Acepto la política de privacidad